La responsabilidad de la implementación del Programa de Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible recae sobre los entes territoriales, departamentos y distritos, en cabeza de las secretarías de salud. El Ministerio de Salud y Protección Social con el apoyo del Instituto Nacional de Salud ha brindado un acompañamiento técnico, asistencia tecnológica y capacitaciones a éstos, y a las EAPB, para profundizar la ejecución de la estrategia.

El director de Epidemiología y Demografía de este Ministerio, Julián Fernández Niño, aseguró que «existen importantes progresos en los territorios, entre los que se destacan Bolívar, Sucre, Bogotá, Antioquia y Cesar por cumplir con indicadores necesarios para la implementación adecuada del PRASS en su jurisdicción, como tener líder y equipo PRASS, rastreadores, plan de optimización y altos porcentajes de seguimiento a casos confirmados».

Sin embargo, resaltó que los 31 territorios trabajan arduamente para alcanzar los estándares requeridos para que el programa se desarrolle de manera adecuada.

Es necesario que en el marco de la reapertura económica y la fase de aislamiento selectivo se profundicen los esfuerzos para garantizar el rastreo y aislamiento de contactos.

Estos indicadores de seguimiento están siendo monitorizados constantemente por el Ministerio de Salud con el objetivo de proponer acciones de mejoramiento concertadas con el ente territorial.

La implementación de PRASS será un determinante del riesgo de rebrotes y el impacto que tendría la pandemia en el futuro. «Necesitamos el compromiso de todos los actores para que el programa sea exitoso», enfatizó Fernández Niño.