El Ministerio de Salud y Protección Social definió unos criterios de distribución de los biológicos contra el covid-19, que llegarán al país para la puesta en marcha del Plan Nacional de Vacunación el próximo 20 de febrero.

«Vamos a tener que hacer todo un proceso de distribución de vacunas a nivel territorial, a nivel de los departamentos y distritos del país donde están los centros de acopio, y tendrá que hacerse etapa por etapa», dijo Fernando Ruiz, quien lidera esta Cartera.

Tal y como lo indica el Plan, se iniciará la etapa 1 con la aplicación de dosis dirigidas al personal de salud de la primera línea de atención de la pandemia y a la población de 80 años y más, de manera secuencial y progresiva.

Ruiz Gómez anotó que «hoy tuvimos una reunión de la Instancia Asesora de Vacunas. Se discutieron las mejores formas de distribución y se aprobó que esta distribución se haga de acuerdo con la proporción de población en cada territorio».

Como parte de un trabajo articulado, el Ministerio estableció una serie de recomendaciones bajo criterios de eficacia y equidad, como pautas para los alcaldes y gobernadores, los cuales son los responsables de la salud en sus territorios.

Con base en las proyecciones planteadas de la llegada de las vacunas, los entes territoriales deben ejecutar su microplaneación y consolidar sus respectivos ajustes del Plan Nacional de Vacunación.

Los envíos a territorio serán acorde a la disponibilidad, es decir, a medida que lleguen las vacunas al país, se envían a los territorios según los análisis realizados por Minsalud.

Reporte del THS

El ministro de Salud y Protección Social reiteró su preocupación por la poca información registrada de trabajadores del sector salud que hacen parte del equipo logístico de las IPS (personal de seguridad, de aseo, recepcionistas, etc.), quienes también están en alto riesgo debido a su exposición.

«Queremos hacer un llamado a los gerentes de las IPS a nivel nacional, que al final de esta semana y la próxima semana, antes del 20 de febrero, estén actualizando al máximo nivel las bases de datos de trabajadores de la salud», expresó y, adicionalmente, le pidió a los entes territoriales apoyar ese proceso.

Finalmente, el alto funcionario indicó que una vez se tiene la base de datos consolidada, se da la fórmula de asignación, se entrega a los departamentos la distribución territorial, se envían las vacunas a los centros de acopio y a partir de ahí, a las IPS que hacen el agendamiento.

«Nosotros hemos entregado una señalética para que la gente tenga claridad cuál es la ruta de vacunación que debe seguir en la IPS y así evitar aglomeraciones», concluyó.