Al menos 60 indígenas de la comunidad Kogui resultaron heridos tras un ataque por parte de la organización Gonawindua, comunidad asentada en zona de La Guajira. Desde el ataque, los indígenas afectados piden la presencia de la fuerza pública para evitar una masacre. Además solicitan ayuda de los organismos de socorro público.

Se tuvo conocimiento que el hecho ocurrió en el resguardo San Antonio en el área rural del corregimiento de Palmor, jurisdicción del municipio de Ciénaga, después que cerca de 100 integrantes de ese grupo llegaran a ese sitio reclamando por unos acuerdos que no se habían cumplido.

De acuerdo con las autoridades el conflicto radica en una lucha de poderes lucha en la que, presuntamente, los indígenas de La Guajira, liderados por Arregóces Conchacala, quieren imponer su mandato y desconocer al gobernador elegido en este territorio por la autoridad Muñkuawunmaku.

«En estos momentos tenemos 20 heridos graves y otros 40 indígenas con contusiones leves», aseguró a una emisora nacional, Hans Valero, fiscal De la Asociación de Las Autoridades indígena del Magdalena Muñkuawinmaku.

Según Valero, hasta el resguardo Kogui del Magdalena llegaron más de 100 indígenas de La Guajira y los amordazaron para presionarlos con el propósito de que se cambien de asociación. Valero también informó que por la distancia del lugar es difícil trasladarlos por tierra. Solicitaron ayuda de un helicóptero de la armada para que se dé la evacuación de los heridos.