Luego de una reunión sostenida con el viceministro de minas Miguel Lotero Robledo y su equipo de trabajo, el Gobernador, alcaldes y secretarios de Gobierno de los distintos municipios, el gremio de representante de las estaciones de servicio del departamento informaron que en dicha reunión no se llegó a ningún acuerdo.

«No se logró que el Gobierno Nacional entendiera que no se puede seguir golpeando a la comunidad y que es preciso la inmediata disminución del precio de combustible y el incremento del cupo subsidiado, compromiso que fue adquirido por el hoy ministro Diego Mesa en el anterior paro realizado en febrero del 2020», dijeron en un comunicado los integrantes de Dispeguajira en un comunicado emitido tras terminado el encuentro.

Por lo anterior, el gremio de estaciones de servicio de la población guajira y viendo la pasividad con que los mandatarios locales participaron en esa reunión, han determinado establecer la ‘Hora Cero’ para cerrar todas las estaciones del departamento y tomarse las plantas de abastecimiento ubicadas en Maicao, con el ánimo de concientizar al gobierno nacional de la necesidad de un trato justo, equitativo y considerado con este departamento.

El gremio de comercialización formal de combustible advirtió en días pasados sobre el incremento permanente del costo de la gasolina en La Guajira tras la nueva reglamentación, lo que obedece a la aplicación de la Resolución 40191 del 21 de junio de 2021, mediante la cual se establece el ingreso al Productor (IP) definido como el valor que percibe el refinador por transformación del petróleo a combustibles.

En un comunicado el gremio mostró su preocupación ya que al leer el texto que contiene la nueva reglamentación de la sobretasa y que se encuentra a espera de sanción presidencial, encontraron que, para los combustibles con cupo, se mantienen práctica-mente las tarifas hoy vigentes de sobretasa; y que los Consejos Municipales podrán determinar tarifas diferenciales.

Pero, resulta claro que para los combustibles comercializados a precio nacional («Precio full), tales tarifas diferenciales no aplican, por lo que se hace evidente que el legislador desconoció la influencia de fenómenos de realidad cuyo comportamiento no es fácilmente modelable, en la distribución de combustibles en las regiones.

En el caso del departamento de La Guajira dicho fenómeno es el contrabando desde el vecino país de Venezuela, el cual ocasionó una subestimación del cupo asignado de combustibles a precio de frontera, volumen que escasamente alcanza hasta mediados de cada mes, precisamente por la desaparición de los ingresos de combustible desde Venezuela.

Seguramente esta ley no tendrá afectación alguna en las demás regiones del País, pero en el departamento de La Guajira sí.

Hoy ante la escualidez del cupo de combustibles asignado, más del 50% de los consumos obedecen a compras a precio full, y para estos volúmenes de combustibles se aplicará una tarifa de sobretasa plena.

En ese sentido, si se adopta la tarifa diferencial de la sobretasa a la gasolina, no se presentarán diferencias asociadas al advenimiento de la nueva ley respecto a los combustibles del cupo frontera, pero en la tarifa para combustibles a precio full se anticipa un incremento de $635 en forma permanente, exactamente el mismo incremento que se viene presentando en estos días, como reflejo del incremento del precio del IP.