Es la primera mujer indígena que incursiona oficialmente en la música vallenata.

Iris Curvelo, mujer wayuu del clan Uriana, nació en Riohacha en el año 1984. Desde la edad de 5 años vivió en el municipio de Fonseca, tierra de cantores, lugar que despertó en ella su amor por la música vallenata. Regresa a sus raíces en Uribia a la edad de 13 años, demostrando su talento en diferentes concursos musicales.

El amor por la música y un alto sentido de pertenencia por la cultura, llevó a Iris Curvelo a darle identidad a su talento musical, creando desde el año 2016 la primera y única agrupación vallenata del pueblo wayuu, llamada «Son wayuu», llevando como bandera las dos manifestaciones culturales más importantes del departamento de La Guajira: la música vallenata y la etnia wayuu; convirtiéndose así en un referente de fortalecimiento e identidad cultural en diferentes escenarios a nivel nacional e internacional, junto a niños y jóvenes talen-tos propios de la región.

Iris Curvelo es la primera mujer wayuu que canta música vallenata y hoy inicia una nueva etapa en su carrera; incursiona de manera oficial en el género con la grabación de dos canciones patrocinadas por el Fondo Mixto de La Guajira. La primera se titula ‘Yo soy la voz’ de la autoría de Marcos Díaz y la segunda se llama ‘Los Nardos’ de la autoría de Rosendo Romero Ospino, compositor recién homenajea-do en el Festival Vallenato.
Esta cantante wayuu no solo va a grabar dos canciones de grandes compositores, sino que lo hará por lo alto al lado de los acordeoneros Julián Rojas y el Cocha Molina. «Yo de verdad me siento muy feliz por esta oportunidad que Dios me ha brindado, aún en medio de tragedias y tristezas por las que he pasado al interior de mi familia; pero aquí estoy dispuesta a dejar en alto mi cultura y por supuesto el folclor vallenato, al lado de estos grandes», expresó en entrevista con Causa Guajira.
Dentro de sus logros, Iris en el año 2017 se presentó en el festival indio Tayrona en la ciudad de santa Marta, donde resultó ganadora en la categoría mejor voz profesional, portando con orgullo su atuendo y maquillaje tradicional. En el año 2018 fue nominada en Tampa, Florida, USA, a los Premios Enfoque por su aporte a la cultura y a la música.

Grabó en el mismo año la canción «Grito en La Guajira» en lengua materna wayuunaiki al lado del maestro Juan Piña, canción nominada en el 2020 a los Latin Grammys. Debido a su recorrido musical y la influencia positiva que causa en su territorio a través de su voz, el programa de alianzas para la reconciliación de Usaid y Acdi Voca, la nombró embajadora de la reconciliación, regional guajira 2020 – 2021.