Después de 27 años fueron entregados los restos  de un  joven víctima del conflicto armado 

0
0
0
s2sdefault

Haciendo valer los principios de verdad, justicia y reparación, contemplados en la Ley 975 del 2015, el Distrito de Riohacha que lidera el Alcalde Juan Carlos Suaza Movil, acompañó la entrega por parte de la Dirección de Justicia Transicional de la Fiscalía General de la Nación, de los restos óseos de Pedro Paulino Peñaloza Redondo, un joven de 17 años que murió injustamente hace más de 27 años en manos del conflicto armado.  

El cuerpo de Pedro, que se entregó el día de hoy a sus familiares en las instalaciones de la iglesia de Las Tunas y que será sepultado en el municipio de Dibulla, específicamente el corregimiento de Las Flores, se encontraba desaparecido y fue hallado en una fosa común.

Esta ceremonia se llevó  a cabo como un acto de reparación a las víctimas de la violencia en el país  y como un mensaje de esperanza a todas las familias que aún esperan darle sagrada sepultura a sus familiares desaparecidos.

Pedro Peñaloza, primo del occiso manifestó que “después de 27 de años de sufrimiento al menos hoy la Fiscalía nos hace entrega formal de los restos, la verdad es que ha sido una tragedia inolvidable para la familia, pero por fin nos entregan los restos y esperamos que se haga justicia que es lo que aclamamos”.  

La tragedia de este familia víctima de la violencia inició el 19 de noviembre  del año 1992 con el asesinato de un familiar y luego 8 días después con la perdida de Pedro Paulino, por lo cual se vieron obligados a abandonar sus tierras.

Disnay Freyle, Enlace distrital de Víctimas, aseguró que “desde la administración distrital estamos apoyando verdaderamente a las víctimas y por eso hoy estamos aquí acompañando a esta familia en el reconocimiento de la verdad y también en su reparación integral”.

Por su parte la fiscalía continúa realizando las investigaciones pertinentes para esclarecer los hechos que provocaron la muerte de este joven y el desplazamiento forzoso de su familia. Así mismo sigue en su lucha por encontrar a las personas desaparecidas durante la violencia que azotó al  país.

Gracias a la entrega de los restos de Peñaloza Redondo, hoy se termina la angustia y la incertidumbre de muchos familiares que esperaron respuestas por muchos años.