El coordinador nacional sobre estudios covid-19 de la Organización Mundial de Salud (OMS), Carlos Álvarez, aclaró que incluso después de adquirir la vacuna, las personas deben seguir usando cubrebocas y no bajar la guardia con las medidas de autocuidado.

La razón por la cual su uso sigue siendo primordial es porque incluso con el avance del Plan Nacional de Vacunación contra el covid-19, seguirá habiendo un gran sector de la población susceptible, es decir, personas que podrán contagiarse y enfermar gravemente.

«Es importante que los colombianos no se descuiden con las medidas de bioseguridad y el uso de tapabocas, ya que el virus seguirá circulando de forma importante», explicó.

Álvarez también aseveró que las vacunas que ya están siendo aplicadas en el mundo no son 100% efectivas. «Esto significa que aunque la posibilidad de enfermar gravemente se reduzca notoriamente, podemos contagiar a aquellos que no han sido inmunizados y poner sus vidas en riesgo», aclaró.

Además, manifestó que como la gran mayoría de las vacunas que se han desarrollado son de dos dosis, su eficacia, según lo que la evidencia ha mostrado, se verá una semana después de su aplicación de la vacuna.

Por ello, un llamado de atención hizo al exhortar a la población a ser responsables con cumplir con el agendamiento para la administración de los biológicos, «recordemos que para que haya una verdadera protección es importante que completemos el esquema».

Por último, dio un mensaje claro a los colombianos priorizados en el Plan a no relajarse con las medidas de bioseguridad. «No perdamos el esfuerzo que hemos hecho en estos 13 meses», concluyó Álvarez.