En el marco de la Reunión Técnica Nacional de Fedearroz – Fondo Nacional del Arroz 2020, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea Navarro, invitó a todas las 500.000 familias productoras del cereal, a apostarle al Plan de Ordenamiento de la Producción «con el fin de que en 2021 no sembremos más de 520.000 hectáreas».

«Hago un llamado para que todos los productores se autorregulen en la siembra de hectáreas para el próximo año. El número que definimos todos, en el Consejo Nacional del Arroz, en donde participan Fedearroz, Induarroz, núcleos arroceros y otras entidades, es de 520.000 hectáreas, cifra que permitirá mantener la rentabilidad y competitividad en esta actividad», agregó el MinAgricultura.

De acuerdo con los inventarios, con corte al 30 de octubre, Colombia cuenta con 1,2 millones de toneladas de arroz, volumen que garantiza el abastecimiento de arroz para cinco meses.

Y es que con el Plan de Ordenamiento de la Producción, el cual se viene ejecutando desde el 2018, se han venido ejecutando políticas de corto, mediano y largo plazo para el sostenimiento de la cadena. Esto, acompañado de otra serie de instrumentos como el incentivo al almacenamiento, que para 2020 el Ministerio destinó $29.000 millones.

Durante la Reunión, que se llevó a cabo de manera virtual, el MinAgricultura dijo que con los recursos de todos los arroceros, recaudados por el Fondo Nacional del Arroz, hay que apostarle a mejorar la competitividad y sostenibilidad de la actividad, por medio de iniciativas como: el mejoramiento de variedades; el desarrollo de híbridos que puedan aumentar el rendimiento de la cosecha; un manejo eficiente del recurso hídrico; un adecuado manejo del cambio climático; y dando la importancia a la transferencia de tecnología, con el fin de que los agricultores adopten mejores prácticas, como el AMTEC.

Finalmente, el ministro invitó a todos los colombianos para que compren la producción nacional, «que prefiramos el arroz, la papa, las hortalizas, las frutas y en general todos los productos cultivados por nuestros campesinos, y por medio de esta vía fortalecer el empleo en el campo y apoyar a la reactivación económica del sector».